Denuncia por difamación

La difamación es un delito y por lo tanto, se debe denunciar la difamación en cualquier comisaría de policía o en los juzgados. Otra cosa distinta es que la denuncia progrese y exista una investigación. LA denuncia por difamación puede realizarse de forma escrita o de forma oral, en ambos casos, deberemos de firmarla y podemos al final llevarnos una copia para nuestra casa. Conviene guardarla para demostrar que la interpusimos.

La difamación consiste en la comunicación que un sujeto o varios realizan sobre una persona, con el ánimo de dañar su reputación, acusando de manera falsa, de modo que la persona resulte perjudicada y afectada en su honorabilidad y su dignidad.

La difamación, cuando viene por medio escrito, y no verbal, también es denominada como “libelo”, también se considera libelo la comunicación o difamación por medio de Internet, o por medio de medios de larga duración como películas o libros.
En el caso del daño causado de forma voluntaria, la denuncia puede progresar y el acusado o imputado deberá hacerse cargo de restituir el daño o de resarcirlo, generalmente de forma económica. Nadie se va a hacer cargo de los daños, si el delito ocurre de forma fortuita, en estos casos, la victima se queda con su propio daños, y la denuncia por difamación no progresa. Se comenta que la responsabilidad por daños en la imagen exige como regla general que exista un nexo causal entre el daño y la conducta delictiva del autor.