Denuncia estafa

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Vamos a hablar de como realizar una denuncia por estafa. Lo primero que debemos de tener en cuenta es todos los datos posibles y la información que tengamos sobre todo lo que tenga que ver con la estafa. Los estafadores probablemente tengan mucha más experiencia en estafas que la persona estafada, por lo que es posible que siempre dejen un plan B por si las cosas salen mal. De esta forma, evitan que puedan ser denunciados, o en caso de serlo, que la investigación posterior pueda llegar a ellos.

Hay que tener en cuenta que todo tipo de estafas son delitos y que por lo tanto estamos obligados a denunciar. También se puede dar el caso de que la estafa sea de tan baja cuantía que el estafado sienta que no es cantidad suficiente como para desplazarse hasta un juzgado o a la policía para formalizar su denuncia, pero si lo hacemos, y se reúnen todas las denuncias conjuntas, la suma de las cuantías puede resultar lo suficientemente grande como para abrir una investigación con la finalidad de que este tipo de estafas no vuelva a suceder.

En el caso de una estafa por Internet, se puede localizar la ip del ordenador desde el que el estafador actuaba, aunque la policía, por experiencia ya sabe que estos ordenadores son difíciles de rastrear. La mayoría de estafadores por Internet utilizan proxys que emiten una ip de otro ordenador que no es el suyo, y que por lo general se encuentra en otro país distinto al de donde se realiza la estafa, por lo que la investigación necesita de ordenes judiciales internacionales. Todo esto perjudica la rapidez de la investigación y hace aún más difícil su localización, pero aún así, merece la pena hacer la denuncia, ya que por lo menos, se puede informar a otros ciudadanos para que no cometan los mismos errores.

Denuncias sobre estafas habituales por Internet

Una de las estafas más habituales de estos tiempos modernos es el Phising, que consiste en que el estafador envía un correo electrónico haciéndose pasar por una entidad bancaria, utilizando los mismos logotipos y una página muy similar a la página Web del banco. Los estafadores envían el correo trampa, con la excusa de que han cambiado el sistema de seguridad y que debe usted entrar para comprobar la contraseña. Este correo es enviado a miles o cientos de miles de personas, ya que muchas veces, la persona que recibe el correo no es cliente de la entidad bancaria por la que se hacen pasar los estafadores.

Algunos consejos antes de denunciar la estafa:

– Comprueba los teléfonos de contacto a la mínima sospecha y llama tú para preguntar si lo que se solicita proviene de dicha empresa o de alguien que se hace pasar por quién no es. En ocasiones basta una carta similar a las de las compañías eléctricas o de gas, anunciando que vendrán a tu domicilio para realizar una revisión. Posteriormente pueden cobrarte algún tipo de recambio o de pieza en mal estado. Llama tu mismo a la empresa, pero sin utilizar el teléfono de dicha carta.

– No hagas caso a los correos electrónicos que te pidan introducir tu nombre y contraseña, mucho menos los datos de la tarjeta. Los bancos no mandan esos correos nunca.

– Nunca des tu número de tarjeta de crédito por teléfono, ni tampoco la fecha de caducidad o los 3 números pequeños que aparecen atrás. Estas 3 cosas son las necesarias para utilizar las tarjetas, por lo tanto es posible que ya dispongan de uno o de dos datos y te llamen para solicitar el tercero. Si fuese el banco, no tendrían necesidad de llamarte porque ellos ya disponen de toda la información.