Denuncia por agresión

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Lo primero que tenemos que tener en cuenta sobre la denuncia por agresión es definir claramente el concepto de agresión. ¿Nos referimos a una agresión física? ¿Se puede denunciar una agresión verbal?

Pues bien, la agresión se define como un comportamiento que pretende ofender a alguien, ya sea mediante palabrotas o insultos que hieran la moral de la otra persona, o mediante golpes, lesiones o vejaciones, en los que se dañe tanto la integridad física como la psicológica de la persona. Por lo tanto una agresión es una intención de hacer daño para dejarla en un nivel inferior al nuestro o para obligarla a hacer algo que no quiera.

Ahora que ya sabemos lo que es una agresión, podemos establecer que se considera un delito, y que por lo tanto es perfectamente denunciable. Tenemos la obligación y el deber moral de denunciar una agresión, del tipo que sea, y que nos afecte tanto a nosotros como a cualquier otra persona, sin exclusiones de raza, sexo o color.

La denuncia por agresión se puede cursar en cualquier comisaría de policía o en el juzgado más próximo. Dicha denuncia la emitiremos de forma escrita, si queremos, o de forma oral, siendo el funcionario de turno el que redacte la denuncia en nuestro nombre. Únicamente deberemos firmarla al terminar, y podemos también solicitar una copia de la misma para tener en casa o llevar en la cartera.

Dependiendo de los hechos de la agresión, la denuncia progresará, y se abrirá una investigación a los imputados. La pena media por lo general es de 3 a 6 meses de prisión siempre en función de las lesiones ocasionadas y de la alevosía con la que se actuó. Además, el imputado o los imputados por un delito de agresión, deberán indemnizar a la víctima en todas las circunstancias, físicas y mentales. Así como hacerse cargo de los gastos del abogado y del procurador de la parte demandante, o sea, del perjudicado.

Para los casos de agresión sexual, las denuncias que se tramitan rara vez quedan archivadas y las penas son bastante más elevadas que una simple agresión física o verbal. Además, la propia agresión sexual suele conllevar a la misma vez el delito de agresión física y de agresión verbal con insultos, por lo que el delito son 3 delitos.